miércoles, 13 de septiembre de 2017

Discurso de Adolf Hitler en la fábrica Rheinmetall Borsig


Berlín 10 de Diciembre  de 1940. 

Adolf Hitler habla a sus trabajadores

Deseo dejar claro algunos hechos básicos: El primero es que en el mundo democrático del capital, el principio más importante de la economía es la existencia de las personas para el comercio y para la industria y que a la vez estos existen para el capital. Nosotros hemos invertido este principio al hacer que el capital exista para el comercio y la industria y que estos existan para las personas. En otras palabras las personas son lo primero. Todo lo demás no es más que un medio para este fin.

Cuando un sistema económico no es capaz de alimentar y vestir a un pueblo, entonces es malo, con independencia de que unos pocos cientos de personas digan: “En lo que a mí respecta es bueno, excelente, mis dividendos son espléndidos”. Sin embargo los dividendos no me interesan en lo absoluto. Aquí hemos dibujado una línea. Entonces estas cientos de personas podrán decir: “Usted está poniendo en peligro la libertad”. Si, sin duda estamos poniendo en peligro la libertad del especulador que se hace rico a expensas de la comunidad y si es necesario incluso lo aboliremos.

Los capitalistas británicos por mencionar un ejemplo se pueden embolsar dividendos del 76, 80, 95, 140 y hasta el 160% en su industria del armamento. Naturalmente dicen: “Si los métodos alemanes crecen a ritmo acelerado y salen victoriosos, este tipo de cosas acabaran”. Tienen razón, nunca tolerare tal estado de cosas. Un 6% de dividendos es suficiente, incluso a partir de ese 6% reducir la mitad y que el resto se invierta en interés del conjunto del país. En otras palabras ningún individuo tiene el derecho a disponer arbitrariamente del dinero que debería ser invertido en el bien del país. Si se dispone de ella con sensatez, muy bien, si no es así,  el estado Nacional Socialista intervendrá.

Por poner otro ejemplo, además de los dividendos, son las denominadas dietas de asistencia. Es probable que no tengan idea de cómo de terrible son los consejos de administración. Una vez al año, sus miembros tienen que hacer un viaje. Tienen que ir a la estación entrar en un compartimiento de primera clase y viajar de un lugar a otro. Llegan a una oficina designada alrededor de las 10 o las 11 am. Tienen que escuchar un informe. Cuando el informe se ha leído escuchan algunos comentarios, ellos deben estar en esa reunión hasta las 13:00 o incluso hasta las 14:00 horas. Poco después de las 14:00 horas se levantan y emprenden el viaje de retorno, por supuesto en primera clase. Es sorprendente que esta gente cobre 3.000, 4.000 o 5.000 en compensación por este trabajo. Nuestros directivos antes también hacían este esfuerzo. Este tuvo que haber valido la pena. Todo esto es un sin sentido.

Por supuesto nos hemos librado de todo este absurdo que no era más que una velada especulación, cuando no simplemente un soborno. Muchos de ellos son miembros del parlamente que también son directores y que están más preocupados por los negocios, que de otra cosa, esto también solía pasar aquí en Alemania. Sin embargo nosotros hemos suprimido todo esto, Un miembro del Reichstag no puede pertenecer a un consejo de administración excepto como un miembro puramente honorifico. Tiene prohibido aceptar cualquier emolumento financiero o de cualquier otro tipo. Este no es el caso de otros países. Estas personas responden: “Es por esto que nuestra forma de gobierno es sagrada para nosotros”. Sin duda esta forma de gobierno paga muy bien. Pero de ahí que sea del agrado de la masa del pueblo es otra cosa. El pueblo en su conjunto sin duda sufre. Yo no considero que sea posible que un hombre trabaje todo un año a cambio de salarios ridículos mientras que otro viaja en un tren expreso una vez al año se llene los bolsillos con enormes sumas de dinero. Tales condiciones son una vergüenza.  

Por otro lado los Nacional Socialistas también nos oponemos a la teoría de que todos los hombres son iguales. Hoy en día cuando un hombre ingenioso realiza con su cerebro una sorprendente invención que beneficia enormemente al país, le pagamos lo que corresponda porque realmente ha logrado algo que ha sido de utilidad para su país. Sin embargo no queremos a los zánganos ociosos. Podría seguir citando ejemplos indefinidamente.

El hecho es que estos dos mundos se enfrentan cara a cara. Nuestros oponentes dicen con justa razón: “Nada nos puede reconciliar con el mundo Nacional Socialista”. ¿Cómo podría ser posible que un capitalista de mente estrecha pueda estar de acuerdo con mis principios? Sería más fácil para el Diablo ir a la iglesia y bañarse en agua vendita que el que estas personas comprendieran las ideas que son aceptadas hoy por nosotros. Pero hemos resulto nuestros problemas. 

Adolf Hitler, Berlín 10 de Diciembre  de 1940.

Fuente: 

4 comentarios:

  1. Que gran vidente e inteligente fue este personaje, ahora ya comprendo como los medios del Zion en su conjunto maldicen el nombre de este señor día tras día. Porque Hitler si lucho contra la casta!!

    ResponderEliminar
  2. En el JudenTube ya están atacando vuestros vídeos, dice que la comunidad de "JudenTube" encuentra el vídeo inofensivo o no se que.. Igual que con el canal de Alerta Judiada y de otros mas, se ve que la elite satanica de los elegidos tienen miedo, por eso los comisarios políticos de la liga antidifamacion ya van al ataque completo!

    ResponderEliminar
  3. Por eso Hitler proclamó: "No tenemos oro, pero el oro de Alemania es la capacidad
    de trabajo del pueblo alemán... La riqueza no es el dinero, sino el trabajo". Los
    embaucadores del trono del oro gritaban que ésta era una herejía contra la "ciencia
    económica", mas Hitler refutaba que el crimen era tener cesantes a millones de hombres
    sanos y "fuertes y no el violar ciertos principios de la seudociencia económica disfrazada
    con relumbrantes ropajes de disquisiciones abstrusas. "La inflación —dijo Hitler— no la
    provoca el aumento de la circulación monetaria. Nace el día en que se exige al comprador,
    por el mismo suministro, una suma superior que la exigida la víspera”. “Allí es donde hay
    que intervenir. Incluso a Schacht tuve que empezar a explicarle esta verdad elemental: que
    la causa esencial de la estabilidad de nuestra moneda había que buscarla en los campos de
    concentración. La moneda permanece estable en cuanto los especuladores van a un
    campo de trabajo. Tuve igualmente que hacerle comprender a Schacht que los beneficios
    excesivos deben retirarse del ciclo económico”.
    ¿Cómo había sido lograda esa milagrosa transformación si Alemania carecía de oro en
    sus bancos, si carecía de oro en sus minas y de divisas extranjeras en sus reservas? ¿De que misteriosas arcas había salido el dinero para emprender obras gigantescas que dieron tra-
    bajo a 6.136,000 cesantes existentes en enero dé. 1933? ¿Había logrado, acaso, la piedra
    filosofal buscada por los antiguos alquimistas para transformar el plomo en oro?

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias!. Leyendo "Mi Lucha", de Adolfo Hitler porque sé hoy más que nunca que no solamente fue un gran hombre y nos mintieron toda la vida sobre él, sino porque también estoy más que seguro que es su doctrina Nacional Socialista la mejor para este mundo que vive un derrumbe atroz con los imperios que lo gobernaron desde siempre!. Abrazos!.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Con tecnología de Blogger.
Mi foto

“Para saber quien gobierna sobre ti, simplemente encuentra a quien no estás autorizado a criticar”  

¡Busca Más información!

Lo más visto: