miércoles, 13 de julio de 2016

LAS OLIMPIADAS DE BERLÍN, 1936


SEPARAR LOS HECHOS DE LA FICCIÓN:

A pesar de su actuación sin precedentes en los Juegos olímpicos y de la noticia ampliamente publicada -- pero falsa-- de que Hitler había desairado a Owens, él retornó a casa para enfrentar una lucha racial en su propio país.

“Cuando volví a mi país natal, DESPUÉS DE TODAS LAS HISTORIAS  SOBRE HITLER, no pude viajar en la parte delantera del autobús en mi propio país. Volví a la puerta de atrás. No podía vivir donde quería. Ni siquiera fui invitado a la Casa Blanca a darle la mano al Presidente de mi país."- Jesse Owens, campeón olímpico Estadounidense en Alemania 1936. (The Jesse Owens Story, de 1970) 
EL MITO DEL DESAIRE DE HITLER:

Uno de los muchos mitos más comunes  que ha sido perpetuado por los medios de comunicación es que en los  Juegos olímpicos, Adolf Hitler desairó a Jesse Owens negándose a estrechar su mano. La realidad es otra. Hitler en el primer día de los Juegos olímpicos, de hecho estrechó las manos de varios competidores de Alemania y Finlandia. Fue un error hecho en la buena fe. Esa tarde, el Fuhrer recibió un mensaje del Conde Baillet-Latour, quien fuera Presidente del Comité Internacional de los Juegos olímpicos. Donde se le indico respetuosamente al Líder alemán que como él era un invitado de honor, debía felicitar a todos o a ninguno -- en público por lo menos.

Así Hitler, al igual que los otros mandatarios anteriormente, escogió lo último como lo más sensato. Con 156 medallas de oro que serían otorgadas en las diferentes locaciones y momentos, no era físicamente posible felicitar a cada ganador personalmente. Ante la solicitud del Presidente del Comité Olímpico Internacional, Hitler opto por los segundo.

Es interesante hacer notar que el propio Presidente de Jesse Owens, Roosevelt, no le presentó honores a este gran atleta y se negó, de hecho, a reunirse con él, a pesar de que no existía alguna restricción protocolar impuesta en él.

"HITLER NO ME IGNORÓ… fue nuestro presidente [Roosevelt] quien me ignoró, ni siquiera me envió un telegrama".—Schaap, Jeremy (2007). Triumph: The Untold Story of Jesse Owens and Hitler's Olympics. New York: Houghton Mifflin Harcourt. p. 211. Retrieved February 8, 2015.
Pero después, Jesse Owens dijo:

“Cuando pasé, el Canciller [Adolf Hitler] se levantó, me saludó con la mano y yo le devolví la señal. Pienso que los reporteros tuvieron mal gusto al criticar al hombre del momento en Alemania.”—Jesse Owens, en una entrevista al Tampa Tribune antes de fallecer en el hospital de cáncer del 01/04/80, páginas 1 y 3-6.
Después, Owens y su entrenador, Larry Snyder a su llegada a Londres, se quejaron de que se sentían como “focas entrenadas”'. Ellos fueron sujetos de un bombardeo de ofertas de publicidad fraudulentas, de tal magnitud que se negaran a continuar conversaciones. El tiempo probó que Jesse Owens y Larry Snyder tenían razón. Ninguna de las ofertas significó algo, pero los promotores de grandes nombres como Eddy Cantor, habían recibido mucha publicidad favorable. Volviendo a casa, en los Estados Unidos, Jesse Owens fue tratado como un fenómeno y como un animal.

"Ante la multitud curiosas corrió contra caballos (y ganó). Corrió contra automóviles, camiones, perros, y jugadores de béisbol con una ventaja." –Norman Katkov "Jesse Owen revisited, The world of the Sport", pág .289.

EL MITO Y LA VERDAD: 


Por más de setenta  años de ornamento fantasioso, y de ignorancia y de comentarios destructivos, han creado una imagen falsa sobre esta noticia, que nada tiene que ver con la realidad. 

Este evento internacional es a menudo mencionado en el contexto de que fueron los Juegos Olímpicos en que el americano, Jesse Owens, “humilló a la Alemania de Hitler”  y destruyó el mito de la “superioridad aria.” ¿Pero cuáles son los verdaderos hechos?

Jesse Owens, un excelente atleta, que era ciudadano de un país cuyo racismo era total y denigrante. El contraste entre los dos países habría sido bastante notable para este humilde y amable ex recogedor de algodón.


En la Alemania de Hitler, Jesse Owens podía compartir un autobús o un viaje en el tranvía con personas blancas. Tratado igualmente con todo el respeto ante la ley, podía sentarse en un cine al lado del blanco, podía usar los retretes públicos, y cenar tranquilo en los restaurantes, quedarse en hoteles sin que alguna discriminación le sea mostrada hacia él.


Jesse Owens y Luz Long, una amistad perdurable y sincera

Había mucho de lo que Owens podría hacer en Alemania, cosas que estaban prohibido en su hogar. En Estados unidos a los atletas negros se le obligaba a comer aparte de sus compañeros atletas blancos, e incluso tenían sus propios bebederos.


No había ningún Negro en alguno de los equipos de béisbol de la ligas mayores y no había ningún nadador Negro. Esto era por supuesto en el llamado ilustrado Norte. En los estados del sur, no había ninguna posibilidad que un negro fuese permitido de participar en algún deporte, a menos que él compitiera solamente con otros Negros. 

Para Jesse Owens, sus días en Alemania deben de haber sido de hecho, felices. Allí recibió un gran trato por parte de todo el pueblo alemán es mas lo idolatraban.

"Es difícil imaginar mi felicidad. Cuando corría, hubo un momento en que me pareció que tenía alas. Todo el estadio se mostraba tan animado, que me contagió y corrí con más alegría; pareciendo que había perdido el peso de mi cuerpo. El entusiasmo deportivo de los espectadores alemanes me impresionó profundamente, especialmente la caballeresca actitud del público. Pueden decir a todos que agradecemos la hospitalidad germana"...

- JESSY OWENS, publicado por el "Correio do Povo" de 4/VIII/1936.

"Algunas mañanas en la Villa de los Juegos Olímpicos, el héroe atlético del momento fue despertado por fotógrafos aficionados que se reunían fuera de la ventana de su alcoba para hacer fotografiar al atleta antes de que pudiera recobrar el equilibrio para una de sus muchas apariciones antes la multitud en Berlín." -- Richard D. Mandell Snyder; Entrenador de Jesse. Saturday Evening Post. Sábado 7 de noviembre de 1936. 
Testimonio de Jesse Owens sobre el trato que le dieron los alemanes:

Una entrevista con Marlene Owens Rankin, la hija de Jesse Owens en donde habla acerca de como trataron a su padre en los Juegos Olímpicos.


Fue la Norteamérica de los años treinta, que había visto 26 linchamientos - todos de Negros; una Norteamérica dónde los Negros tenían que usar retretes públicos separados y transporte público separado; iban a escuelas exclusivas para Negros y no podía mezclarse con personas blancas en los restaurantes, cines, hoteles, estadios, etc. la Alemania de Hitler y el pueblo alemán debe haberle parecido muy acogedor por el contraste.






PARA EL REGISTRO:

La Alemania de Hitler ganó un total de 101 medallas (41 de oro) y 223 puntos. Su único rival creíble fue los Estados Unidos que aunque tres veces más grande en población sólo ganó un 40% menos de medallas y puntos. (25 medallas de oro -- 4 de Jesse Owens – y sólo 132 puntos). El tamaño de U.S.A y su dependencia en los atletas de color, hicieron poco para reducir lo conseguido por los alemanes, que de hecho, justificaba la afirmación de Hitler del potencial  de su pueblo.

La Alemania de Hitler (población de 80 millones) ganó más medallas de oro que los Estados Unidos, Gran Bretaña, India, Canadá, Argentina, Francia, y Noruega juntos; una población combinada de 1,160 millones: 14 veces más grande que Alemania. Si esto es “humillación”, quizás nosotros podríamos hacerlo con un poquito de esto en nosotros mismos.


Testimonio de un capitán Británico, acerca del encuentro de Hitler y Owens, en donde claramente observo estrechando sus manos. Min 5:20. Pincha el enlace. 

“Realmente presencié a Hitler estrechando sus manos con Jesse Owens y felicitándolo por lo que él había logrado." — Eric Brown, piloto más condecorado aún vivo de la marina británica, Documental de la BBC “Britain's Greatest Pilot: The Extraordinary Story of Captain Winkle Brown” desde el minuto 5:20, June 1, 2014.


¡HITLER SÍ SALUDÓ A JESSE OWENS!


0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Con tecnología de Blogger.
Mi foto

“Para saber quien gobierna sobre ti, simplemente encuentra a quien no estás autorizado a criticar”  

¡Busca Más información!

Lo más visto: