sábado, 25 de junio de 2016


Un día después de que Francia firmara un armisticio con Alemania en junio de 1940, Adolf Hitler celebró la victoria alemana sobre Francia con un recorrido por París. 

En el libro de – Heinrich Hoffmann -Yo fui amigo de Hitler  nos dice que:

Mientras nos encaminábamos hacia París vencido, Hitler me dijo.

—Me congratula que esa gran ciudad haya sido respetada. Su destrucción hubiera representado una pérdida irreparable para la cultura de Europa entera. No debía él olvidar jamás su primera visita a la Opera.

— ¡Mi Opera! —exclamó alegremente—. Desde mi primera juventud, era mi sueño ver en la realidad este símbolo del genio arquitectónico  francés.
Y he aquí que guerra, poderío, política, todo quedaba olvidado; andaba y recorría las salas y los corredores como si tuviese el propósito de llevarse cada rincón de aquel edificio en su memoria y para siempre.

Visitó igualmente los Inválidos. En pie, en una larga contemplación respetuosa, parecía haber entablado conversación con el Gran Emperador. Cuando al fin salió de allí, estaba trastornado:
—Ha sido —me dijo suavemente— el más bello momento de mi vida.

Tomado de la obra de Heinrich Hoffmann -Yo fui amigo de Hitler.


El recorrido de Hitler incluyó la Opera de París, los Campos Elíseos, el Arco del Triunfo y la Torre Eiffel. Después de visitar la tumba de Napoleón y el Sagrado Corazón, Hitler abandonó París. 

Adolf Hitler junto al arquitecto Albert Speer (izquierda) y el escultor Arno Breker (derecha), Junio 23, 1940.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Con tecnología de Blogger.
Mi foto

“Para saber quien gobierna sobre ti, simplemente encuentra a quien no estás autorizado a criticar”  

¡Busca Más información!

Lo más visto: